viernes, agosto 18, 2017

La CIA alertó de que podría producirse un atentado inminente e incluso dio la localización de La Rambla.a los Mossos del peligro cuando estaban ocupados con el referéndumVideo: Se vive caos en las calles de La Rambla Barcelona, España


Terror en Barcelona: 13 muertos y más de 100 heridos


*******
Abatieron a cuatro supuestos terroristas en Cambrils. Vinculado al ataque en Barcelona

 ******************
 http://www.esdiario.com/

Tomado de

La CIA alertó a los Mossos del peligro cuando estaban ocupados con el referéndum

Por ESdiario
17 de agosto de 2017

 La inteligencia estadounidense había avisado hace dos meses a la Policía catalana de que podría producirse un atentado inminente e incluso dio la localización de Las Ramblas.

Tras los 13 muertos y más de 50 heridos del atentado en Barcelona -ya reivindicado por el Daesh- está dando la vuelta al mundo una información adelantada por El Periódico según la cual los Mossos d'Esquadra habían sido alertados previamente.

El diario asegura que la CIA, la agencia de inteligencia estadounidense, avisó a la policía autonómica catalana hace dos meses de que la Ciudad Condal podría ser la siguiente tras los atentados en Londres, París y Berlín.

Es más. La administración norteamericana concretó a los Mossos que Las Ramblas podrían ser el objetivo de los terroristas. Como así lo han sido.

Cabe recordar que los Mossos han vivido unos últimos meses muy convulsos por las presiones para que se pongan de parte de la Generalitat y contra la ley en el referéndum ilegal del 1 de octubre.

De hecho hace justo un mes, el 17 de julio dimitió su director, Albert Batlle, antes de ser cesado por el entonces recién nombrado nuevo consejero de Interior, Joaquim Forn. Fue sustituido por Pere Soler, soberanista.

Según la información, la alerta de la CIA debió de llegar poco antes del relevo en la cúpula de los Mossos.

**********
Published on Aug 17, 2017
Periodista de la agencia de noticias EFE, relató que se vive un caos en las calles de Las Ramblas, Barcelona, tras el atropellamiento a una multitud realizado por el conductor de una camioneta.

Se vive caos en las calles de La Rambla Barcelona Video


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Aldo Rosado-Tuero: ¿HASTA CUANDO VAMOS A SEGUIR GUARDANDO SILENCIO, MIENTRAS NOS DESTRUYEN EL PAÍS Y NUESTRAS TRADICIONES E HISTORIA?

Tomado de http://nuevoaccion.com


¿HASTA CUANDO VAMOS A SEGUIR GUARDANDO SILENCIO, MIENTRAS NOS DESTRUYEN EL PAÍS Y NUESTRAS TRADICIONES E HISTORIA?

Por Aldo Rosado-Tuero
16 de agosto de 2017

¿Por qué tenemos que aceptar que la izquierda destructora haga cenizas nuestro país, cambie la historia a su antojo y nos imponga maneras de pensar y actuar?  ¿Cómo podemos aceptar en silencio que se quiten estatuas que representan la historia verdadera de esta nación, solamente porque lo exija la progresía traidora al servicio del Nuevo Orden Mundial?

Esto es un ataque global para destruir la memoria histórica de las naciones, fabricando una historia hecha a la medida por los mundialistas. En Estados Unidos, se eliminan estatuas del General Robert E. Lee, Jefe Militar de los Confederados, quién no era esclavista y asumió su rol histórico simplemente “porque no podía tomar las armas contra el estado de Virginia”, lugar donde él naciera. En España se elimina la de Gonzalo Queipo de Llano, general republicano que se unió al alzamiento nacional para salvar a España de la destrucción marxista. No hay que ser muy inteligente para comprender que se trata de una ofensiva mundial.

Sin embargo, mientras se eliminan estatuas de norteamericanos prestigiosos, se erigen estatuas de extranjeros perniciosos, sin que nadie levante su voz de protesta. Contrasta vergonzosamente que en Virginia se quite una estatua de Robert E. Lee, mientras en Seattle se haya levantado una gigantesca estatua al genocida Vladimir Ilich Lenin.

(General Robert Lee)

¿Qué nos está pasando? ¿Nos han adormilado las conciencias hasta el grado de que vamos a soportar en silencio como aborregado rebaño sin levantar la voz por el temor de que nos acusen de nazis?  No hay que se supremacista blanco para rebelarse contra la ignominia marxista mundialista.

Por cierto, que en la noche del lunes sentí vergüenza ajena viendo el programa “El Espejo”, en que el moderador Juan Manuel Cao y el invitado Alex S. González hicieron un pobre y terrible papel ante las inventivas y la verborrea de la profesora marxista de la FIU Estephanie Londoño  que se cansó de desbarrar mentiras y cretinadas, sin que se le respondiera como es debido. Bastaba con leerle las declaraciones del Presidente Trump en que condenaba la violencia del KKK, supremacistas blancos y cuantos hubieran roto la ley, y anunciaba que serían castigados todos los que hubieran delinquido, para callarla.


A ninguno de los dos–Cao o González–se les ocurrió preguntarle a la profesora  ¿Qué demonios tenía el general Lee que ver con el holocausto  tantas veces mencionado por la señora? Evidentemente desconocían lo elemental del tema tratado. En ningún momento mencionaron que los esclavistas de aquella época eran los del Partido Demócrata y desaprovecharon la oportunidad de hablar de los disturbios de Ferguson y otros, impulsados por “Black Lives Matters”, en los que el entonces presidente Obama respaldó miserablemente a los destructores terroristas que vulneraron la ley.

(Estatua al genocida Vladimir Ilich Lenin en Seatle)

Hay que llenarse de coraje y salir a exigir que si se castiga y combate a los supremacistas blancos–si rompen la ley–también hay que hacerlo con los revoltosos negros, extranjeros ilegales y blancos traidores al serviciio de los mundialistas. Si los izuierdosos traidores al país y a la civlización cristiana y occidental tienen derecho a manifestarse, también hay que concedérselos a los supremacistas blancos, mientras no rompan la ley…Y por cierto ¿No ha notado Ud. que los “supremacistas blancos” no rompen vidrieras, no asaltan tiendas ni licorerías para robar mercancía mientras protestan?

***********
Tomado de https://gaceta.es

De Trump, Washington y Charlottesville

**********
El activismo callejero es una táctica de la izquierda, válida para la izquierda, y cuando la usa la derecha pierde siempre.
**********
Por Carlos Esteban
16 Agosto, 2017

 En la improvisada rueda de prensa de este martes de Donald Trump, el presidente hizo algo de un mérito grandioso: dejó claro dónde estamos todos. Por ejemplo, la reacción universal de los medios dejó patente que condenar la violencia “venga de donde venga”, que hasta hace poco era un recurso habitual de la izquierda, ya no vale, que hay violencias perfectamente legítimas.

También tuvo mérito, en defensa del patrimonio monumental del Sur, que dijera que si la cuestión es deshacerse de todo lo que tenga que ver con la esclavitud, también habría que echar abajo las estatuas de George Washington y Thomas Jefferson, que tenían esclavos.

El rasgado de vestiduras se oyó desde aquí. ¡Comparar a los Fundadores, a los Padres de la Patria, con ‘traidores’ como Lee! Solo a Trump se le podía ocurrir semejante dislate.

Solo que no. Exactamente hace dos años, Richard Gunderman se preguntaba en la prestigiosa Newsweek si no sería conveniente cambiarle el nombre a la capital del país, precisamente porque, lo han adivinado, “Washington tuvo esclavos”.

Y todo esto porque Trump cometió el error de ceder a la presión de los medios y condenar la violencia en Charlottesville. Error, no porque tal violencia no fuera condenable, sino porque era un modo de hacerse responsable de la misma. Obama nunca tuvo que condenar a Black Lives Matter, ni la prensa se lo pidió jamás.

De hecho, a los medios les pareció demasiado vaga la primera declaración de Trump, porque condenaba la violencia en general. Así que se cambió para condenar específica e inequivocamente a los racistas de Charlottesville. A lo que los medios respondieron diciendo que lo hacía forzado, bajo presión, como cuando tu mujer te pregunta si la quieres. Nada de lo que haga Trump va a parecer bien a los medios, con la excepción parcial y ocasional de cuando bombardea algún país remoto que el americano medio no encontraría en un mapa aunque le fuera la vida en ello.

Y, sí, Charlottesville fue un desastre de principio a fin.

El activismo callejero es una táctica de la izquierda, válida para la izquierda, y cuando la usa la derecha pierde siempre.

La revuelta, para que tenga la influencia deseada en el proceso político, debe haber ganado a parte, al menos, de la élite antes de empezar, es decir, debe reflejar y afianzar una victoria previa entre quienes dominan la cultura.

Si no cuentas con simpatías en, al menos, algunos medios de peso; si no te apoya, al menos, parte de esa gente conocida hacia la que todos se vuelven para saber qué hay que pensar de las cosas -actores, escritores, catedráticos, periodistas, ‘pensadores’: los agentes del discurso-, entonces salir a la calle tendrá el efecto exactamente contrario al pretendido, siempre.

Parte de esa masa confusa a la que la victoria de Trump ha dado alas, la ‘derecha alternativa’, celebró, como ya sabe el planeta entero, una marcha en Charlottesville, Virginia, para protestar contra la destrucción de una estatua del general confederado Robert Lee, y la cosa acabó como el rosario de la aurora, con muertos incluidos.

Todo salió horriblemente mal, en parte gracias a la inestimable colaboración del gobernador de Virginia, que dio órdenes a la policía para que no interviniese en la batalla campal que los manifestantes tuvieron pronto con los contramanifestantes, que para eso estaban ahí. La policía, además, obligó a los manifestantes a abandonar la zona designada de la protesta y a enfrentarse con los ‘antifa’, que solo la mitología mediática puede presentar como un grupo pacífico de defensa de los derechos humanos. Internet está trufado de vídeos con sus actuaciones: sírvase usted mismo.

Apareció, además, una bandera nazi. Quizá hubiera más, no lo sé, porque en todas las fotos que he visto aparece la misma, enarbolada por un tipo con polo verde y pantalones kakhi. En la rígida interpretación del sistema americano, eso debería dar igual: es legal. En la realidad, es demencialmente estúpido, es como llevar una pancarta que ponga bien claro “SOMOS LOS MALOS”. No se me ocurre nada más universalmente odiado, nada más perfectamente calculado para enajenarte las simpatías de la abrumadora mayoría de la gente que una esvástica.

Y en plena debacle, un tipo con claras simpatías nazis arremete con su coche en pleno barullo y mata a una niña. En este caso, no es el coche el que mata, aquí no caben subterfugios, como no cabe plantearse que fuera un loco, no: era un nazi matando gente.

Los trumpistas en general y la derecha alternativa en particular tienen mucho que hacer antes de resultar mínimamente efectivos. Primer punto: fuera nazis. No es divertido, no es ‘irónico’: es completamente idiota. Ya, ya sé que los medios van a seguir llamándoles nazis aunque organicen una gigantesca hoguera de símbología supremacista. Pero no se trata de los medios, sino de lo que quiere ser la derecha alternativa en la vida política.

Lo segundo ya lo hemos dicho: dejen las calles. No es lo suyo. No importa lo que digan las películas como ‘V de Vendetta’ o ‘Los Miserables’: en la calle no se gana absolutamente nada que no se haya ganado antes en la opinión que cuenta. El activismo callejero, como dice Mark Yuray en Social Matter, no es un medio para alcanzar la victoria, sino la danza de la victoria de los que ya han vencido.

********
Published on Aug 15, 2017
President Donald Trump was in peak combative form as he addressed the media's questions about his response to the racism and violence in Charlottesville during a news conference at Trump Tower in New York.

Donald Trump's off-the-rails full news conference on Charlottesville response




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

¡EDEL MONTIEL!. Esteban Fernández sobre el patriota cubano antiCastrista Edel Montiel

¡EDEL MONTIEL!

Por Esteban Fernández
17 de agosto  de 2017

 Muy difícil, una de las preguntas de los 64 pesos cubanos es: ¿De los líderes de las guerrillas en el Escambray cual era más guapo Vicente Méndez o Edel Montiel? Ya les he hablado invariablemente de Vicente, de Edel comenzaré por decirles que fue- posiblemente- el único hombre por el cual Fidel Castro ofreció una recompensa por su captura.

Para discrepar con a Carlos Zárraga -quien quería entrañablemente a Vicente- cuando él nos dividía en las dos guerrillas que desembarcarían en Cuba ponía una a las órdenes de Vicente y la otra a Edel. Yo levantaba mi mano y Carlos entre molesto o burlón me decía: “Sí, ya sé que tú te quieres ir con Edel”.

Y no era porque considerara a Edel mejor sino porque Vicente siempre sostenía categóricamente (y lo cumplió) que “él se fajaría contra las tropas castristas inmediatamente de poner un pie en Cuba, directo y de frente”. Como un toro miura.

Edel era mucho más precavido y discreto y me prometía: “Vamos a pelear pero te prometo que vamos a salir vivos de esta contienda”. Esa opción me era más agradable que chocar de frente 20 hombres contra MILES DE MILICIANOS.

Pero no crean que todo fue color de rosa con Edel: Al yo llegar a las lomas puertorriqueñas como a las 10 de la noche -por órdenes del segundo del JURE, el señor Rogelio Cisneros- me topé con un montón de guajiros alrededor de una hoguera.

Ya eran como las dos de la madrugada, yo estaba muy cansado y completamente soñoliento, y ellos seguían hablando de “hazañas, de muertos y de heridos” Yo no tenía ni idea de quienes eran ellos y me parecieron un grupo de cubanos hablando basura.

(Foto de Edel Montiel en los primeros díaz de la caida de Batista)

El que más hablaba, vociferaba y gesticulaba era un guajiro que era la viva estampa de Pancho Villa. En el colmo de las faltas de respeto le dije: “¡Oye, mi socio, déjame dormir y no metas más paquetes, yo creo que tú nunca has matado a nadie!” Pa’ qué fue aquello.

Se hizo un silencio sepulcral, Edel le dijo a Vicente: “Guajiro, por favor, consigue un lápiz y un cacho de papel, yo creo que este es un nuevo Conrado Benitez”. Me dijo: “Oye, ¿cómo tú te llamas? escribe ahí: Yo Esteban, estoy aburrido de la vida y en este mismo instante me doy un balazo en la cabeza, pon eso y firma esa nota”.

Vicente intervino -haciendo un gesto que no pude saber si se estaba burlando o no le gustaba el tono que había tomado la cosa- y me dijo: “Muchacho tú estás loco, no firmes nada, caballero ya es tarde, vamos a dormir, cada uno agarre una hamaca”. Nunca supe si fue una broma de Edel o Vicente me salvó la vida.

De ahí, poco a poco, fui ganándome la amistad de ambos, nos suplíamos las deficiencias, ellos me ayudaron mucho a entender las “cosas del campo” y yo les escribía sus cartas. Créanme que hasta palabras diferentes tenemos, por ejemplo lo que para mí era una soga para ellos era una cabuya.

No sé si a ustedes les ha pasado esto, pero actualmente considero que estar bajo las órdenes de DOS BRAVOS LEONES me imprimía tranquilidad, seguridad y hasta valentía. Con ellos “apendejarse” casi era una sentencia de muerte.

Para ponerles un ejemplo entre miles, después que la motonave Venus fue interceptada en el medio de mar por la Marina dominicana nos llevaron detenidos a la Base Naval Las Calderas, en Bani cuna del generalísimo Máximo Gómez.

Cuando nos llevaron allí -no les voy a engañar- YO ESTABA AMEDRENTADO. Nos soltaron en medio de una explanada, que estaba llena de militares cumpliendo condenas por diferentes razones.

En el medio de aquello había un tubo vertical echando agua. Era una especie de ducha. Edel me preguntó: “¿Estás asustado?” y le dije: “No, no creo”. Se rió y me dijo” “Tú verás que ahora esta banda de delincuentes se van a impresionar con nosotros”.

Al unísono él y Vicente se quitaron toda la ropa, me pidieron que yo hiciera lo mismo. Los tres comenzamos a reírnos y a bañarnos encueros delante de los presidiarios dominicanos que estaban pasmados de la sorpresa. Edel me gritaba: “Oye, restriégate los huevos, para que esta gente se dé cuenta de que eso es los que nos sobra a nosotros” No sé si nos respetaron pero por lo menos pensaron: “Oye, vale, estos tigres cubanos están locos”.

Muchos años después a Edel le dieron varios “strokes’, andaba por Miami en una silla de ruedas, casi no reconocía a nadie, pero un íntimo amigo mío llamado Carlos Hurtado cuando se lo encontró en la entrada de las oficinas de Alpha 66, le dio 20 dólares y le dijo: “Oye, aquí te manda Esteban desde Los Ángeles ¿Te acuerdas de él?” Y él se sonrió y le respondió: “Sí, me acuerdo de “Serapio”-ese era yo en esa etapa- dile que le envío un abrazo”.

Los que lo veían pensaban que era un indigente cuando en realidad fue uno de los mayores héroes que ha dado nuestra causa.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Marlene Azor Hernández: Medidas reaccionarias contra la agricultura cubana

Tomado de http://www.cubaencuentro.com/

Medidas reaccionarias contra la agricultura cubana

******
Muy bajo nivel profesional de los funcionarios públicos en Cuba. Las medidas propuestas por los economistas cubanos son, una vez más, desoídas
******
Por Marlene Azor Hernández
Ciudad de México
17/08/2017

Eddy Soca Baldoquín, director de Suelos y Control de la Tierra del Ministerio de la Agricultura —dizque master, no se dice de qué— anuncia nuevas medidas reaccionarias contra la producción agrícola en el país.[1]

Como es habitual en las políticas públicas cubanas, nunca se observan los puntos de partida para promulgar nuevas políticas, lo cual es un “juego de ciegos dando palos” para obstaculizar y nunca mejorar e incentivar la producción y los servicios. La pobreza y la inseguridad alimentaria en Cuba es el resultado de las políticas económicas erráticas de funcionarios públicos ignorantes de la realidad del país encerrados en sus oficinas climatizadas. Pero también estos funcionarios son ignorantes de los mecanismos económicos para sacar al país del “abismo”. Esta incompetencia nada tiene que ver con el embargo económico de EEUU. Los economistas cubanos, una vez más, son “olvidados”.

Los puntos de partida de la agricultura cubana
  •     No existe la seguridad alimentaria en el país, según el general/presidente Raúl Castro.
  •     Hoy los agricultores tienen la obligación de entregar el 70 % y 75 % de su producción al Estado, con precios muy por debajo del mercado.
  •     Los mercados mayoristas para los campesinos son muy caros, los insumos de muy baja calidad y no se encuentran los bienes necesarios para producir. Sólo unos rústicos instrumentos que se rompen y no sirven para trabajar como denuncian los propios campesinos.
  •     Hoy el Estado tiene atrasos de pago a los campesinos y el asunto se reproduce en todos los rincones del país. No se respeta al productor.
  •     Los créditos son insuficientes para respaldar la gestión de los campesinos.
  •     Usufructuarios, cooperativistas y estatales tienen prohibido la importación y exportación de bienes, insumos, capital y tecnología. Todo pasa por el Ministerio de la Agricultura, las OCDE y el Ministerio del Comercio Exterior. Ninguno de estos organismos garantiza lo imprescindible para la producción, la exportación, la importación, el transporte y el consumo en el mercado interno. Toda la cadena de estos órganos parasita de la magra producción de la agricultura y la ganadería del país y obstaculizan la producción de bienes y servicios.
  •     Acopio, organismo estatal de recolección mayorista en décadas ha demostrado que nunca tiene los recursos para recolectar la producción: Carece de envases, de transporte y de combustible. El 57 % de la producción agrícola se echa a perder en los campos.[2]
Medidas reaccionarias

Dice el funcionario:
  •     Entre las medidas aprobadas, por el Consejo de Ministros, destaca “la que autoriza a las personas naturales —que reciban tierras o a las que ya las recibieron— a vincularse e integrarse a las empresas agropecuarias, azucareras o forestales (Unidad Empresarial de Base, UEB)”. Esta medida es un paso hacia la re-estatalización estalinista de la agricultura cubana que ha dejado al país en la inseguridad y la pobreza alimentaria. Ya los usufructuarios tienen que pasar para su gestión de insumos y créditos, a través de las cooperativas, lo cual genera numerosos trámites engorrosos y siempre ineficaces. Ahora los invitan a volverse estatales para ser aún más esquilmados por la ineficiencia estatal.
  •     Obligatoriedad de sembrar alimento animal en las tierras entregadas para el desarrollo del ganado mayor en el país, hasta cubrir el balance alimentario de la masa que posee el usufructuario. Esta medida impide que los productores de ganado opten por comprar sus insumos a otros proveedores.
  •     Se amplía el tiempo del usufructo a 20 años con prórroga, pero no se garantiza las condiciones indispensables para producir con los 7 obstáculos que ya he mencionado en los puntos de partida.
  •     Nueva causa de extinción del usufructo el empleo de financiamientos ilícitos. Esta medida es reaccionaria en tanto por ley el único autorizado a dar créditos es el Estado cubano. Ya he señalado que son créditos que no satisfacen las demandas de la producción y la mantienen paupérrima. Sin embargo, el Gobierno, en vez de regular el financiamiento privado extranjero y cubano para la producción agropecuaria, prohíbe nuevas fuentes de financiación que no sean estatales. Y las provisiones estatales de recursos y mercados siempre tienen la coletilla de “en la medida de las posibilidades del país” y en sesenta años no han existido esas posibilidades por lo que las nuevas medidas son reaccionarias para profundizar la inseguridad alimentaria de Cuba.

¿Y los economistas?


Sin embargo, recuerdo de nuevo al gobierno cubano y a sus incompetentes funcionarios públicos las medidas que han propuesto los economistas cubanos dentro y fuera del país con relación a la agricultura:
  •     Disminuir o eliminar el 70 % o 75 % de entregas obligatorias el Estado —con precios por debajo del mercado— a los productores privados y cooperativos agropecuarios. Los crecimientos productivos de la agricultura no aseguran las necesidades alimentarias.
  •     Sustituir los 2 mil millones de dólares de importación de alimentos anuales, en inversiones y créditos a la agricultura hoy muy ineficientes.
  •     Acelerar la creación de cooperativas comercializadoras para los productos agrícolas hoy inexistentes. Acopio deja pudrir en los campos el 57 % de la producción.
  •     Hacer real la personalidad jurídica de las cooperativas de producción y servicios, que cinco años después de admitir su presencia, no logran importar ni exportar sus productos, pero tampoco insumos y fuentes de capital.
  •     Dar seguridad jurídica a la micro y pequeña empresa privada, que hasta ahora es una promesa incumplida y la hace depender de las ineficientes gestiones estatales sobre los recursos y los mercados.
  •     Permitir la creación de mercados mayoristas mixtos con la inversión extranjera en unión con la economía no estatal y estatal, con la prohibición de cualquier monopolio, ni estatal, ni extranjero, ni privado nacional.
  •     Aumentar los créditos a la agricultura en colaboración con la inversión extranjera directa.
Mientras la agricultura cubana siga dependiendo de la administración directa del estado cubano seguiremos en la “angustia cotidiana” para lograr la alimentación diaria. No hay ninguna justificación plausible para proponer medidas erráticas que no resuelven los problemas estructurales de la agricultura e incrementar un control asfixiante y no regulaciones sensatas. La evidencia es que el gobierno, el estado y los funcionarios públicos son incompetentes para esta tarea como para las demás. El país sigue en el “abismo”.

[1] Dianet Doimeadiós Guerrero “Cuba modifica política para la entrega de tierras en usufructo”, en Cubadebate.cu, 16 de agosto de 2017.

[2] “Cuba pierde 57 por ciento de los alimentos que produce” en oncubamagazine.com 23 de mayo 2017. Según, Mundubat una ONG del País Vasco con amplias relaciones con el Gobierno cubano y que publica su informe.

© cubaencuentro.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

jueves, agosto 17, 2017

Alberto Roteta Dorado: El presidente de Ecuador rompe su silencio sobre el tema de Venezuela.

Presidente de Ecuador Lenin Moreno quien expresa preocupación por muertes en Venezuela



 *********
El presidente de Ecuador rompe su silencio sobre el tema de Venezuela.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.
16 de agosto de 2017

Naples. Estados Unidos.- Lenín Moreno, el nuevo presidente de Ecuador, que comenzara su mandato hace solo dos meses, ha asumido una actitud muy firme y coherente. Sin pretender ir más lejos, ha estado dando pasos certeros que prometen poner cierto orden en medio del caos que dejara el dictador Rafael Correa, lo que incluye una deuda millonaria y una crisis económica imposible de solucionar, al menos a corto y mediano plazo.

Pero lo más significativo de su estilo de gobierno es aquella sutileza con la que ha sido capaz de irse alejando del fenómeno conocido como socialismo del siglo XXI. Atrás ha quedado para siempre – al menos durante este tiempo de su mandato- esa estéril retórica que asume frases vacías y consignas estereotipadas para exaltar a las multitudes y acariciar el oído de las masas. La acción, la transparencia, la denuncia, la seriedad, la austeridad y la decencia, caracterizan su estilo.
Como la sutileza y la medida son indispensables en su discurso y en su accionar, su esperada intervención respecto al duro conflicto venezolano ha estado en un estado de latencia, con solo leves expresiones un tanto neutrales; aunque siempre dando a entender que habrá más, solo que más tarde, como muy bien supo hacer una vez que alcanzara la presidencia y se proyectara a través del diálogo sincero y la apertura hacia los marginados sectores de la oposición, así como mediante la denuncia crítica hacia el estado en que encuentra el país como resultado de la corrupción socialista impulsada por Correa.  

(Presidente Lenin Moreno)

Hace más de tres meses expresé en un escrito publicado en Cubanálisis, el 24 de abril de 2017, con el título: Ecuador, la consumación de un gran fraude electoral, que “si Lenín Moreno fuera inteligente se abriría un tanto al mundo desde la perspectiva de un demócrata progresista de especial énfasis en lo social; pero dejando a un lado la sombra del socialismo del siglo XXI, que tanto malestar provoca entre los ecuatorianos que han soportado la insolencia de Correa por una década con su eslogan de revolución ciudadana”.

Y es justo lo que ha estado haciendo Moreno desde la asunción de su rol como primer mandatario. Pero como siempre esperamos más, y también esperamos los acontecimientos de una manera anticipada, estamos pidiendo al presidente que de ciertos pasos, que solo tendrán lugar en su momento. En otro escrito titulado: ¿Desaparecerá el socialismo del siglo XXI en Ecuador con su nuevo presidente?, publicado el 26 de junio de 2017, en Cubanálisis, insistí en el  silencio del nuevo presidente sobre la dramática situación de Venezuela y afirmé: “y es porque espero de Lenín Moreno algo mayor que un simple mantener a distancia” (…) “justo ahora en esta dura, crucial y definitoria etapa del continente, asumiría una actitud digna respecto al caos de Venezuela. Entiéndase por actitud digna tomar partido junto al pueblo venezolano, lo que lleva implícito una pronunciación contra el opresor Nicolás Maduro. Si esto ocurriera Lenín Moreno sacudiría a toda la región, y ya no dejaría lugar para la duda respecto a sus posibles cambios y a su sutileza para salirse de la izquierda regional; pero el momento al parecer no ha llegado, y ojalá no sea demasiado tarde”. 

Hasta el presente Moreno no se había proyectado contra el dictador Nicolás Maduro; aunque tampoco lo había apoyado. Este lunes durante su mensaje semanal televisivo expresó: “Por encima de todo derecho, por encima de cualquier postura ideológica o política, la vida es sagrada e intocable, la muerte de seres humanos es un hecho que debemos lamentar y rechazar enérgicamente”, lo que lleva implícito la acusación a Nicolás Maduro, quien es el responsable máximo de dichos crímenes. Solo que Lenín Moreno ha preferido omitir nombres, y hacer su valoración crítica desde postulados éticos, que implican el respeto a la vida, que es una e indivisa, y por tanto, sagrada, como muy bien lo ha expresado el mandatario.  

De igual modo mostró su preocupación por “la cantidad de presos políticos” en Venezuela, lo que implica directamente al régimen venezolano. Pero donde resulta más significativo su crítica hacia Maduro es en la siguiente expresión pronunciada ante la teleaudiencia ecuatoriana: “La democracia es aquella en la que los problemas se solucionan con diálogo entre todos los actores; recordar que el mejor mecanismo para ello es la democracia directa, que para los mandatarios debería ser la última palabra”.

No obstante, se ha mantenido firme en su idea acerca del respeto a la autodeterminación de los pueblos y a la no injerencia; algo que lo une a la actitud mayoritaria de muchos gobernantes de la región que se oponen a la posible intervención militar de Estados Unidos en territorio venezolano, lo que ya había hecho a través de su cancillería, mediante la publicación de un breve comunicado oficial caracterizado por una discreta forma de tomar partido sin hacerse notar, con lo que esquiva un tanto las fuertes polémicas desatadas en los últimos tiempos en relación con los cambios generados en el país durante su breve mandato. 

En la página del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador apareció con el subtítulo: “El Ecuador ratifica su apoyo a todo proceso que busque la paz en Venezuela”, una nota en la que se hace mención a la idea de la no injerencia de ciertos estados en los asuntos internos de Venezuela; aunque al mismo tiempo se proyectan en pos de apoyar y acompañar “todo proceso de diálogo que busque la paz y reconciliación”.

Finalmente este lunes reafirmó su solidaridad con el pueblo venezolano, y  “nuestro más hondo deseo de que pronto alcancen la paz y que no se derrame una gota más de sangre”. Ahora puedo responder a Guillermo Milan, el director y editor principal de la página Cuba democracia y vida, en Estocolmo, Suecia, quien ha tenido la inquietud acerca de que “Moreno no ha dicho nada en contra de la constituyente de Maduro como otros presidentes latinoamericanos”. Lo cierto es que, aunque no ha sido justamente un ataque a la constituyente, ya Lenín Moreno ha salido de su aparente silencio, y como ya he insistido antes, estoy seguro que su actitud crítica será mucho más contundente, lo que será en su momento.

Por ahora el pronóstico es sombrío para la tierra de Bolívar. Agotadas las posibilidades de confrontación y diálogo – que apenas han tenido lugar-, impuesta la Constituyente contra todo el orden democrático, incrementadas las medidas de sanciones económicas, y en primer lugar, ante las numerosas muertes de jóvenes que solo se manifestaban de manera pacífica en pos de su libertad, solo queda una opción: una enérgica intervención militar por parte de Estados Unidos. El conflicto con Corea del Norte se enfría y se toma un breve receso para ceder el protagonismo al desastre venezolano.

Ya el Departamento de Defensa de Estados Unidos, el Pentágono, ha respondido que están listos para asumir las órdenes de Donald Trump – aun cuando en realidad el mandatario estadounidense no lo ha pedido- a pesar de la postura de un grupo de países de la región, entre los que se encuentra Ecuador, ante la amenaza de Trump.           

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Video. "América Latina, lo que ha variado y lo que no ha cambiado en el ultimo medio siglo". Acto de incorporación del Honorable Embajador James Cason al Consejo Consultivo del Interamerican Institute for Democracy

Streamed live 3 hours ago

SESIÓN DE HONOR

Acto de incorporación del Honorable
Embajador James Cason
al Consejo Consultivo del
Interamerican Institute for Democracy

Conferencia:

"América Latina, lo que ha variado y lo que no ha cambiado en el ultimo medio siglo"

Embajador James Cason: Ha sido Embajador de los Estados Unidos en el Paraguay, Jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en Cuba, Jefe de Misión Adjunto de las Embajadas de Honduras y Jamaica, Asesor político del Comandante del Mando Atlántico de Estados Unidos (USACOM) ). También para sus misiones americanas en Italia, Portugal, El Salvador, Panamá, Venezuela, Uruguay y Bolivia. Alcalde de la Ciudad de Coral Gables.

Programa:
Carlos Sánchez Berzaín - Introducción.
Carlos Alberto Montaner - Palabras de bienvenida y presentación.
Embajador James Cason - Discurso de incorporación al Consejo Consultivo del IID.
Vino de Honor.

MIERCOLES 16 DE AGOSTO, 2017 A LAS 6:30PM

en la sede del
Interamerican Institute for Democracy
2100 Coral Way. Ste. 500 Miami, FL 33145


(Streaming) "América Latina, lo que ha variado y lo que no ha cambiado en el ultimo medio siglo"


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

miércoles, agosto 16, 2017

Maykel González Vivero desde Cuba: El PCC instruye a sus militantes para intentar impedir la nominación de candidatos independientes

Tomado de http://www.diariodecuba.com

El PCC instruye a sus militantes para intentar impedir la nominación de candidatos independientes

Por Maykel González Vivero
Santa Clara
15 de Agosto de 2017

a estrategia del Partido Comunista de Cuba (PCC) para impedir la nominación de más de un centenar de candidatos independientes en las próximas elecciones municipales comienza a revelarse.

En una reciente reunión de un Buró Municipal del PCC en Villa Clara con los representantes de militantes de base, "el secretario [se refiere a la máxima autoridad política local] habló de los grupos opositores que quieren presentar candidatos", expuso una fuente que pidió garantías de anonimato a DIARIO DE CUBA. "Se extendió especialmente con #Otro18, que calificó de 'iniciativa contrarrevolucionaria'".

"En la reunión hablaron de la existencia de opositores identificados en el territorio, sin declarar nombres por el momento", prosiguió.

La fuente, que también se desempeña en labores "cederistas", supone que "reuniones semejantes serán auspiciadas por los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) en la medida en que se acerquen las elecciones", previstas para el próximo octubre.

"El Partido ha pedido a sus miembros que impidan la nominación de esos candidatos. 'Expliquen quiénes son realmente, si consiguen proponerse o que alguien les proponga', pidió el secretario".

"Hay que decir que no trabajan, que no son ejemplo, e incluso que planean destruir la Revolución", concluyó el líder político su recomendación, probablemente orientada por el Comité Central a sus instancias subordinadas en todo el país.

El PCC no ha hecho pública por ahora ninguna directiva contra la aspiración de numerosos ciudadanos de elegirse como delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, única instancia de Gobierno que depende de la nominación comunitaria.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Zoé Valdés: Cuba, el gran engaño de América

Tomado de http://www.elmundo.es

Cuba, el gran engaño de América

Por Zoé Valdés 
15 ago. 2017

Algún día debiéramos estudiar los proyectos de nacional-socialismo que rondaron por la mente de Fidel Castro en su juventud. En aquella época, era un asiduo lector de Mi lucha, de Adolf Hitler;después viró hacia textos más leninistas que marxistas en sus años de matrimonio con una burguesa cuyo hermano le conseguía botellas (puestos ficticios muy bien remunerados) en el Gobierno de Fulgencio Batista y Zaldívar, el mismo que le salvó la vida, y al que el gordito pesado de Birán dejaría chiquito.

Esos sueños del "Novio de la patria" -como el propio Castro se hizo llamar a inicios del tumbe castrocomunista, cuando empezó a autodenominarse "el Papá de todos los cubanos"-, cundieron en la febril mente del joven Hugo Chávez antes de ser entrenado ideológica y militarmente en Cuba y de convertirse en un militar golpista, años más tarde. Devenido entonces presidente bajo una dictadura constitucional (sueño truncado del castrismo con Salvador Allende en Chile, preferían la anhelada guerrilla), declaraba su socialismo nacionalista del siglo XXI, revivido por el bolchevique Raúl Castro, hermano de la Bestia de Birán, y tan bestia y sanguinario como él, o más.
ADVERTISING
inRead invented by Teads

Las relaciones entre Cuba y Venezuela no siempre fueron tan retorcidas ni estuvieron dominadas por un carácter tiránico como las que hoy observamos.

La bandera cubana fue concebida en 1849 por el militar venezolano Narciso López, en Nueva York. La Asamblea Constituyente de Guáimaro la adoptó en 1868, y en 1902 se convirtió en el símbolo de la Cuba independiente. Es la misma enseña que, sin saber su origen, hemos visto quemar por opositores venezolanos como muestra de odio a los invasores castristas. Una pena;los invasores castrocomunistas se han adjudicado la bandera como se han apropiado de una isla, pero esa bandera no representa a la tiranía. La bandera cubana es la bandera de los cubanos, libres o no.

Venezuela y Cuba siempre se mantuvieron aliados. La sólida y genuina cultura cubana que tanto admiraban los venezolanos, al igual que numerosos latinoamericanos, era sin embargo lo que menos interesaba a los que se adueñaron del destino de la isla y expulsaron a sus artistas y escritores al exilio, fusilaron a los defensores de la libertad y persiguieron y apresaron a tantos inocentes por el mero hecho de opinar en contra de lo que se avecinaba: el odio. Y, con el odio, el castrocomunismo.

El producto de marketing creado por Fidel Castro, la revolución comunista tropical plena de aversión y rencor, llegó y triunfó allá donde se predicó. Por el contrario, su revolución interna fracasó. Una rabia urdida frente a un enemigo inventado no podía llegar a nada.

Durante más de 58 años, el gran lobo feroz se ha llamado "el imperialismo yanqui". Con el odio a ese ogro supuestamente amenazador, los Castro ganaron el fervor de América Latina y del resto del mundo.

Sin embargo, 30 años de férrea invasión soviética en Cuba no sensibilizó a los libertarios del mundo. A nadie le importó esa desastrosa invasión. Todos, eso sí, deploraron aquella otra invasión traicionada por J. F. Kennedy, conducida por un grupo de cubanos patriotas que intentaron en vano, abandonados por el Gobierno norteamericano, de defender su país del totalitarismo. Como tampoco nadie apoyó la guerrilla que emprendieron miles de cubanos en las lomas del Escambray en contra del comunismo; muchos de ellos habían combatido a Batista. Los dejaron solos.

La soledad de Cuba es épica. Así y todo, pocos escriben la verdad. Ni antes ni ahora reconocen que los cubanos llevan 58 años batallando contra un monstruo que ha conseguido extender sus tentáculos a través de América Latina y del mundo; también hacia Estados Unidos: sus universidades, sus instituciones y al mismísimo Gobierno. El castrismo se apoderó de Nicaragua, de El Salvador, de Argentina, de Bolivia, del Perú, de Ecuador, de una parte de México, y, por fin, de Venezuela entera, la niña de sus ojos.

Fidel Castro quiso enseñorearse de Venezuela desde los años 60. Allí envió a sus guerrilleros, allí murió Antonio Briones Montoto. Hoy sus sobrinos viven como pachás en Miami, y hasta son dueños de restaurantes y clubes de moda, en lo que ha sido la invasión castrista de Miami más onerosa con la anuencia y el apoyo del Gobierno de Barack Obama. 'Su intercambio cultural' unilateral ha servido para que los hijos, nietos y sobrinos de los militares castristas se asienten con sus millones, y los multipliquen, en la ciudad odiada por sus abuelos, padres y tíos, corazón de la mafia del exilio cubano.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

La emigración médica en los primeros años de la revolución. Eloy A. González sobre las causas y consecuencias que han tenido y aún tienen la emigración de los médicos cubanos


La emigración médica en los primeros años de la revolución

*******
Las causas y consecuencias que han tenido y aún tienen la emigración de los médicos cubanos
*******

Por Eloy A. González
Fort Worth
15/08/2017

En la mañana del primero de enero del año 1959 nos llegó la revolución. El regocijo colectivo alcanzó a todo un pueblo. El juglar alborozado dijo que las sombras habían dado paso a la luz, los héroes triunfantes eran semejantes a palomas armadas y bravas; las hieles se convirtieron en miel, la ortiga en clavel y ya la Patria toda no sería más un cuartel…, así nos dijeron y nos cantaron. La sociedad de asombro quedó exhausta y prontamente expuesta. Nos llegó una revolución tan revolucionaria que nos endilgo una tiranía y un socialismo cuartelero. Así estamos aún lapidados y agónicos.

De esa sociedad de cubanos entregados a un devenir incierto e intensamente politizado eran parte unos 6.261 médicos, agrupados en una organización gremial bien establecida, de dedicación honrada y excelencia cívica. Muchos de ellos dados a la práctica y la enseñanza de la Medicina en una Universidad considerada entre las mejores.

Se repite hasta el cansancio que la primera víctima de una guerra es la verdad, durante el periodo insurreccional ya la verdad había sido atormentada, con lo que venía después…, el asalto al poder. Definitivamente la verdad fue la primera víctima de la dictadura.

Para ello se rescribe la historia, se cambia ésta si es necesario y se inventan informaciones que seduzcan a una sociedad entusiasmada por el triunfo y proclive a la mentira. De inmediato se dio la noticia–fraude de los 20 mil muertos causados por el régimen de Batista[1]. Verdadera aberración informativa lo fue aquella noticia del padre que le daba los cráneos a su hijo para que jugara, con foto incluida, que trataba de mostrar todo lo cruel que fueron los perdedores[2] . Una de las informaciones que más influyó en la conciencia colectiva, fue la noticia de que en los primeros años de la revolución Cuba fue despojada, por el imperialismo, de la mitad de sus médicos. Es así que la naciente revolución y su recién estrenado sistema de salud se topaba con un problema de emigración médica de tal envergadura que ponía en peligro la salud del pueblo. “Nos dejaron con 3000 médicos” dijeron y aun dicen sin reparos.

En este artículo tratare esta información, sus implicaciones y las razones que han tenido y aún tienen los médicos cubanos para decidir emigrar del país que estableció desde enero de 1959 la dictadura del proletariado; sus razones, frustraciones y temores.

Es el artículo de los doctores Araujo Bernal y Rodríguez Cavaldá (1968)[3] en primer término y el otro artículo del doctor Rojas Ochoa (2015)[4]; el primero contaminado por la ideológica y el segundo más reciente y revelador; es que disponemos de datos precisos sobre los médicos cubanos que emigraron en los primeros años de la Revolución. Los autores se remiten a datos del Colegio Médico entre los años 1953-1965.

Entre los años 1953-1956 emigraban de Cuba un promedio anual de 34 médicos. En los años 1957 y 1958 estuvo cerrada la Escuela de Medicina y al reiniciarse las actividades de esta, en el año que nos liberaron, solo emigraron 42 médicos. A partir del 1960 aumenta la emigración médica, siendo el año de 1961 cuando emigran el mayor número de médicos (778). A partir del 1962 desciende el número de médicos que emigran porque la recién estrenada dictadura socialista echó el cierre, así de sencillo.

Al déficit de médicos que emigraban se sumaban las graduaciones de nuevos médicos que venían ocurriendo y los médicos que llegaron a Cuba provenientes de otros países, latinoamericanos o de Europa del Este. De acuerdo al doctor Rojas Ochoa, nunca hubo una pérdida de la mitad de los médicos cubanos, ni se originó un éxodo masivo ni asistimos a un colapso del sistema de salud. Vean los datos y pueden sacar sus propias conclusiones.

Ahora bien, ¿qué ocasionó una emigración súbita de médicos cubanos en 1961 (778) cuando en los años de los cincuenta solo emigraban, en promedio, unos 34 médicos cada año? La respuesta es sencilla: había llegado la revolución, socialista, ésta, y los aprendices de comunistas empezaron a hacer de las suyas.

Con la llegada de los libertadores, se crea de inmediato el Partido Médico de la Revolución, especie de Brigada de Respuesta Rápida conformada por médicos procastristas que tenían como primer objetivo controlar y acabar con el Colegio Médico Nacional de Cuba. Es así que los médicos cubanos ven de inmediato que su organización gremial comenzaba a ser acosada por los médicos revolucionarios y el gobierno. Se trató de eliminar la Inamovilidad Médica que era un logro del gremio ante las arremetidas del Gobierno de Batista para quitar y poner funcionarios médicos a su antojo. Se aplicó la coacción militar previa a las elecciones del Colegio Médico de La Habana. Se produjo un verdadero asalto a la organización médica cuando los retorcidos miembros del Partido Médico de la Revolución con el apoyo del Gobierno lograron el control total en la Asamblea Médica Nacional en diciembre de 1959. Necesitaron solo un año para dar cuenta del Colegio Médico Nacional.[5]

En este mismo año de la liberación comenzaron las depuraciones de los profesores de Medicina de la Universidad de la Habana. Entre los depurados, jubilados y renunciantes; el claustro había perdido 74 profesores que representaban el 47 % del claustro que había reiniciado sus labores en enero de 1959. En una segunda limpieza académica entre los depurados y los renunciantes, fueron 80 profesores que dejaron la Facultad de Medicina. Cuando se aplica la Reforma Universitaria en el año 1962 quedaban en la Facultad de Medicina, entre profesores antiguos y contratados, 23 profesores en las diferentes cátedras.[6]

Bajo el control de los forajidos de bata blanca se acordó impedir la salida a los médicos sin previo permiso del Comité Ejecutivo del Colegio Médico Nacional, designaron a dedo el director del Seguro Médico y se robaron el edificio del Colegio Médico Nacional donde ha estado el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Trataron sin conseguirlo de obligar que los médicos apoyaran y firmaran la “Declaración de La Habana”. Se obligó a los médicos a incorporase al Sindicato de Trabajadores de la Salud, dejando a un lado el Colegio Médico Nacional que más tarde sería disuelto. Todas las sedes locales del Colegio Médico Nacional fueron “donados” a la revolución. Dieron cuenta de la Ley de colegiación médica, establecieron la obligatoriedad del servicio médico social, la modificación del juramento hipocrático y la abolición de la práctica de la medicina privada. El 1º de mayo de 1966 se decide la disolución del Colegio Médico Nacional.[7]

La revolución se estableció como una dictadura totalitaria y de vocación criminal, todos los derechos fundamentales han sido vulnerados. Desde enero de 1959 vivimos bajo una satrapía en un país donde nadie quiere vivir.

Considerando todo lo anterior podemos entender por qué los médicos cubanos comenzaron a emigrar a partir del año 1960, éxodo tan prolongado que no se ha detenido en más de medio siglo.

Pero explicaciones como esta no las proporciona del doctor Araujo Bernal. Este retorcido personaje, que en el año 1940 participaba en el “Tren de la Victoria” durante la campaña presidencial de Batista, y que en 1958 sirvió de corre ve y dile de la fracción comunista del Colegio Médico Nacional cuando progresaban las gestiones del denominado Conjunto Cívico de Instituciones Cubanas; en los años sesenta, metido de lleno en la estructura administrativa-ideológica de la revolución señalaba las características y motivaciones de los médicos cubanos que emigraban en número tal que supuso una preocupación para la dirigencia de la revolución.

Entre los factores que considera para explicar la emigración médica en los años sesenta están: la procedencia y pertenencia de clase, la concepción capitalista de la Medicina, el papel del médico en la sociedad, la referencia a la práctica médica de excelencia en Estados Unidos y las consideraciones de que este país tiene, para todos, el modo de vida americano[8] . Olvidan los justificadores de la dictadura que la gente vive y trabaja en libertad y que la tiranía, el desprecio al derecho y la dedicación cautiva de la práctica médica no le interesa a ningún profesional de la salud ni en Cuba ni en ningún otro país. Por eso se iban en los sesenta y por eso se van en el presente.

¿Qué médico quería la revolución socialista y su líder máximo?, el fidelísimo retoño martiano; aquel que, siendo un titán de la hazaña, en el enero incierto de 1959, regaba orquídeas y flores de montaña. No aceptaban a los que traicionaban a su patria que poco podían hacer para el desarrollo de la medicina, enmarcada en la humana concepción socialista; querían a hombres médicos genuinamente revolucionarios y leales a la medicina y a su patria.[9]

Que los médicos cubanos se van, desertan, presentan la salida, esperan por el permiso, sufren la espera de la firma del ministro…, de todo hacen; es una realidad que persiste en el tiempo. Solo desde el Brasil, 1.439 médicos cubanos emigraron a EEUU a través de la Cuban Medical Professional Parole (CMPP) en el año 2016, antes del cierre de este programa; varados en Colombia porque no pudieron beneficiarse con este programa, cerca de 300 médicos cubanos esperan. Todo indica que más de medio siglo después de establecerse la dictadura en Cuba estos médicos cubanos no se ajustan a las condiciones de revolucionarios genuinos y leales a la patria socialista.

¿Por qué se van los profesionales médicos cubanos?; por la misma razón por lo que se van en oleadas sucesivas los cubanos, en salidas ilegales que no cesan y en deserciones que no acaban. En un país donde se implantó un control total por una tiranía comunista, donde el derecho ha sido despreciado y la honradez se ha alejado, donde la miseria se hace ostensible y no hay oportunidad alguna para la dedicación libre; donde la virtud tropieza y hay un desdén a la civilidad y el decoro; no queda otra…, hay que irse.

Cuando termine esta pesadilla, exiliado como somos, regresaremos; que no quepa la menor duda. ¿En qué condiciones vamos a regresar? Ya veremos…

[1] Lago, A. M. (2002, Octubre 30). El fraude de los 20.000 muertos de Batista. Retrieved August 7, 2017, from http://arch.cubaencuentro.com/sociedad/2002/10/10/10203.html

[2] González, E. A. (2008, Octubre 11). “El Padre le daba los cráneos de sus víctimas para que jugara”. Retrieved August 7, 2017, from https://medicinacubana.blogspot.com/2008/10/el-padre-le-daba-los-crneos-de-sus.html?m=1

[3] Araujo Bernal, L. and Rodríguez Gavalda, R. (1985). Emigración Médica. In: L. Araujo Bernal and J. Llorens Figueroa, ed., La lucha por la salud en Cuba, 1st ed. México: Siglo XXI, pp.232 -255.

[4] Rojas Ochoa, Francisco. (2015). El número de médicos en Cuba 1959-1968. Revista Cubana de Salud Pública, 41(1) Recuperado en 07 de agosto de 2017, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662015000100013&lng=es&tlng=es.

[5] Amado Ledo, E. (1974). El Colegio Médico Nacional de Cuba y la Revolución Castro Comunista (1ra. ed.). Caracas, Venezuela: Dr. Hildo Folgar.

[6] González, E. A. (2017, June 19). El cambiante claustro de profesores de la Escuela de Medicina de la Universidad de la Habana en los primeros años de la Revolución. Retrieved August 7, 2017, from http://medicinacubana.blogspot.com/2017/06/el-cambiante-claustro-de-profesores-de.html

[7] Amado-Ledo E, Óp. Cit., pág. 32-69

[8] Araujo Bernal, L. and Rodríguez Gavaldá, R. Óp. Cit., pág. 254

[9] Idem, pág. 254

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Alberto Roteta Dorado.: Las “emociones revolucionarias” de Díaz-Canel.

Las “emociones revolucionarias” de Díaz-Canel.

Por: Dr. Alberto Roteta Dorado.

Naples. Estados Unidos.- Miguel Díaz-Canel, el primer vicepresidente cubano, vuelve a ser noticia. Hace unos días apareció un disparatado escrito en el que se le pretende comparar con el nuevo presidente de Ecuador, lo que luego comenté a modo de crítica - por el bien de los lectores y no porque me guste la polémica y el enfrentamiento a través de estos medios- al considerar que no existía absolutamente nada que permitiera hacer un paralelo entre ambos. 

Si a estos dos escritos, sumamos la infinidad de notas, intervenciones y comentarios que han aparecido por doquier, en los que se especula acerca de su papel en el continuismo político cubano, sin duda, podemos decir que este señor, que lamentablemente ha mal utilizado su posible talento, y se ha envejecido sobremanera entre los anquilosados mandatarios hacedores de cánones dictatoriales, ha ganado una popularidad que hasta el momento jamás había tenido. 

Tal vez por esto varios medios de prensa, ya sean los oficialistas cubanos o los del llamado exilio, hagan referencia a sus últimas palabras en relación a la presencia del “legado” de Fidel Castro, no solo en Venezuela, sino en parte de América Latina, lo que me permite reafirmar mi apreciación sobre ese estilo suyo demasiado fuera de lugar, por cuanto, Díaz Canel, no es precisamente uno de los ancianitos históricos – Machado Ventura, Armando Hart, Ramiro Valdés, y el propio Raúl Castro, por solo citar los más conocidos- que en sus años mozos se crearon a la fuerza la imagen mental de un socialismo que teóricamente pudo haber tenido algo que ver con las doctrinas de Marx; pero en el orden práctico estuvo siempre demasiado alejado de ese ideal que aquel que siempre estuvo en la sombra – parafraseando a Martí que dijo de Marx: “anduvo de prisa, y un tanto en la sombra”, - estableciera como paradigma.

(Miguel Díaz Canel y el tirano Raúl Castro. Comentario y fotos añadidas por el bloguista de Baracutey Cubano )

De modo que si su accionar es como su pensamiento, aquellos que creen y hasta han formulado ciertas hipótesis de un posible cambio, por tratarse de un hombre que generacionalmente se aparta de los clásicos de la dinastía, tendrán que conformarse con solo ver una imagen menos desagradable y maligna que la del presidente actual; pero a resignarse a cargar de nuevo con la cruz del comunismo por unos cuantos años más. 

Así las cosas, Díaz Canel, por motivo del onomástico del desaparecido dictador Fidel Castro, este 13 de agosto – en esta ocasión el primer aniversario de su natalicio en que no está presente, al menos físicamente, pues no dudo que su astral sombra permanezca aferrada al mundo terrenal haciendo de las suyas- afirmó que “la enseñanza y la huella de Fidel” están presentes en Venezuela.  
 
Lo que parece ser una frase de cumplido, de esas que tanto ya han dicho las figuras legendarias a través de los años, y solo se le cambia el nombre, por ejemplo: la presencia o la huella de Maceo, de Martí, - a Céspedes nadie lo invoca a pesar de que se le sigue llamando el padre de la patria”-, de Mariana Grajales, dentro de los paradigmas de antaño, o el “mansaje imperecedero” de Vilma Espín, Celia Sánchez, Juan Almeida, entre otros, evocando a los del presente; aunque ciertamente, Díaz-Canel tiene razón en cierta medida, por cuanto, en la espantosa miseria venezolana, en la extrema represión de las fuerzas policiales del madurismo, en las violaciones de los derechos humanos, en la ilegalidad de la nueva Constituyente, y en las arbitrariedades del orden constitucional venezolano, no hay dudas, que está presente “la enseñanza y la huella de Fidel”, sin olvidar que junto a Chávez fue el impulsor del socialismo en la tierra de Bolívar, desde la cual, pretendieron expandirlo por toda América.     

El vicepresidente además afirmó que: “esto lo tenemos que ver los cubanos como un orgullo, pero también lo que representa Cuba para el continente”. En este sentido es difícil tener que decirlo o escribirlo; pero en honor a la verdad, hemos de reconocer que Cuba no representa absolutamente nada para el continente, excepto que se le asocie con la malignidad de su régimen comunista, algo de lo que no podrá desprenderse tan fácilmente, aún cuando pasen décadas del necesario fin de la dictadura totalitarista que ha prevalecido por más de medio siglo. 

Si Díaz-Canel realmente se cree que Cuba tiene un significado inspirador dentro del contexto continental, y específicamente en esta enorme extensión que va desde el río Bravo hasta la península de la Patagonia, y que José Martí llamara “Nuestra América”, pues sin duda, se ha contagiado con el gran mal de Fidel Castro, el delirio y la megalomanía, que en el caso del viejo comandante que ya no está, y que fuera homenajeado este día 13, alcanzaron expresiones solo comparables con las de Hitler.
Esta idea la reafirmó al expresar que la figura del mal llamado líder histórico de la revolución cubana “está presente en todos los procesos revolucionarios de los países del área”. ¿Cuáles son esos países del área en los que hay procesos revolucionarios? ¿Acaso se puede vivir en una total enajenación y desconocer que solo quedan en el contexto latinoamericano tres países de la línea puramente izquierdista, considerando, como es lógico, que el vicepresidente cubano se refiere a países socialistas o izquierdistas como Cuba? ¿Es que Díaz-Canel desconoce de la reunión urgente en Perú en la que diecisiete países de la región se opusieron de manera enérgica a las trastadas de Maduro con su Constituyente? ¿No está al tanto del acontecer político de la región entre tantas reuniones estériles a las que tendrá que asistir por obligación para cumplir con las figuras ancestrales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba?

Pero donde me resulta demasiado difícil poder llegar a descifrar sus códices expresivos es en la siguiente afirmación: “Hoy tenemos una emoción revolucionaria que nos da muchas motivaciones y es el cumpleaños de Fidel que, aunque por primera vez no está físicamente presente, los cubanos celebramos la fecha, de una manera muy austera”. 

La primera parte resulta ser una total incoherencia y redundancia. Sería interesante que Díaz Canel pudiera definirnos el significado de “emoción revolucionara”. Las emociones pueden ser inmensas, grandiosas, extraordinarias, o por el contrario, leves, discretas, sutiles; pero la expresión “emoción  revolucionaria” solo puede asociarse al limitado lenguaje y al pobre intelecto de algunos de los líderes de la izquierda latinoamericana, entre los que se destacan por sus disparatadas incongruencias Evo Morales y Nicolás Maduro, devenidos en verdaderos bufones en las redes sociales. 

Si recordamos la definición de revolucionario y de revolución podrá comprenderse que no es correcta la asociación de la cualidad emoción con dicho término; pero como los “oradores” socialistas se crearon un sistema de términos, combinaciones de palabras, frases, símiles, etc., para sus continuas intervenciones ante las llamadas masas, o el pueblo – en su mayoría ignorantes y por lo tanto seguidores y alentadores de sus limitados líderes sin percatarse de sus errores gramaticales y conceptuales-, pues todo resulta familiar, aun cuando es incorrecto, o al menos, de mal gusto utilizarlo. 

Por otra parte celebrar con austeridad la fecha resulta también un tanto contradictorio, independientemente de que puede hacerse una celebración con sencillez y moderación, que son significados comunes de austeridad, no así los significados filosóficos que dejaremos para otro escrito. Al referirnos al cumpleaños de alguien que ya no está entre los mortales lo correcto es decir conmemorar, recordar, evocar, etc., y dejar la celebración para algo festivo; aunque el significado de conmemorar incluye la posibilidad de una fiesta, toda vez que significa: recordar un acontecimiento histórico o a una persona destacada mediante la celebración de un acto solemne o fiesta, especialmente en la fecha en que se cumple algún aniversario.

En fin, suponiendo que se consumara la hipótesis de una continuidad en la figura de Díaz-Canel, tendremos un nuevo orador en la región que podrá competir con Maduro y Morales a través de sus “emociones revolucionarias” y de su exaltación a la imagen del que, por suerte, ya no está y fuera evocado este 13 de agosto.  

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: LA IMPORTANCIA DE ESCRIBIR


LA IMPORTANCIA DE ESCRIBIR

Por  Esteban Fernández.
15 de agosto de 2017

Me di cuenta de lo importante que es escribir cuando en 1967 estábamos batiendo el cobre contra los izquierdistas y fidelistas locales y CASI NADIE SE ENTERABA DE LOS HECHOS aparte de los protagonistas. Pensé: “¡Contra, nadie está contando lo que está pasando aquí!” y me decidí a contarlos yo en el glorioso semanario 20 de Mayo.

Y todavía a estas alturas me sorprendo que muchos cubanos se enteren de acontecimientos pasados de nuestra patria y de nuestra causa gracias a mis narraciones.

Pero a veces me molesta que se equipara o le dan más importancia a quien narra los hechos que al que los produce. Si usted va a “GOOGLE” mi nombre aparece absurdamente más que el de uno de los hombres más bravos que ha dado la causa cubana: Vicente Méndez.

Eso no es justo, pero al mismo tiempo muchos compatriotas solamente se enteran de la corta y gloriosa existencia de Vicente, y de sus actos heroicos, gracias a mi insistencia en hacerlos patente públicamente.

(Jorge Mañach)

Es decir que es un dilema: sin el escritor las acciones pasan desapercibidas, pero injustamente la fama del escritor a veces opaca y supera al que produce los insignes acontecimientos.

Yo supiera muy poco de Antonio Maceo y de Juan Gualberto Gómez sino hubiera sido por los libros escritos de ellos por el Dr. Octavio R. Costa y por la Historia de Cuba del genial Ramiro Guerra.

¿Qué supiéramos la mayoría de nosotros de Jesucristo sin sus voceros y discípulos más elocuentes? En realidad, el 99% por ciento de la vida y milagros de esa época yo me enteré gracias a las escrituras sagradas. Sin sus narradores y portavoces Jesucristo hubiera sido cobijado por el manto del olvido.

Muy poco se supiera de los detalles y de las verdades escondidas del ataque al Cuartel Moncada sin lo brillantemente escrito por Tony de la Cova, ni de los sufrimientos de los presos políticos plantados sin lo narrado por Armando Valladares, ni de la lucha en el Escambray sin la información que nos brinda al respecto Enrique Encinosa. ¿Qué hubiera sido del recuerdo de nuestros peloteros sin haber tenido un Ángel Torres enalteciéndolo?

¿No es cierto que junto a sus heroicas acciones nuestro apóstol José Martí entró en nuestros corazones gracias a su pluma privilegiada?

Con todo lo antes dicho reconociendo la importancia de escribir, yo no acabo de aceptar de buena gana que hoy yo sea más conocido “emborronando cuartillas” que cuando estaba entrenándome en Fort Jackson, o correteando en las lomas de Puerto Rico bajo las ordenes del glorioso Edel Montiel, o encaramado en el Barco Venus, dispuesto a ir a jugarme la vida en Cuba. Si me hubiera muerto en esa época sólo unos cuantos amigos cercanos, familiares y güineros hubieran derramado lágrimas.

Como tampoco llego a entender que Carlos Alberto Montaner sea más famoso y laureado que “Yarey” o que Tony Cuesta.

Desde luego, como toda regla tiene su excepción: dicen que Benito Remedios (un hombre que tenía fama de bruto después que su auto se rompió en la Carretera Central y al no poder arrancarlo le entró a tiros) le ganó unas elecciones para senador a uno de los mejores escritores que ha dado Cuba: Jorge Mañach.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Pedro Corzo: Síndrome de la Desesperanza Adquirida


Síndrome de la Desesperanza Adquirida

 
Por Pedro Corzo
Agosto 14, 2017

No faltan quienes se preguntan porque en Cuba y demás países sometidospor los comunistas, no se producen levantamientos populares como ocurren bajo otros regímenes de fuerza y es que la represiónbajolas dictaduras ideológicas, tiene un formato integral y diversificado que intoxica de pavor a la mayoría de la población.

Las recetas represivas de una dictadura totalitaria son las que limitan en gran medida la formación de una oposición articulada nacionalmente con propuestas de carácter social y reivindicativas que sostengan proyectos políticos, siendo este el factor que impide a los opositores promover protestas y reclamos que le conviertan en opción de cambio.

El control es tan absoluto que la inmensa mayoría de la población se siente desamparada ante las autoridades del estado. La indefensión y la desesperanza es un sentir extendido en toda la sociedad, causado por la supremacía del estado, gobierno y partido, en los mas ínfimos detalles del quehacer diario.

Inducida o Adoctrinamiento Masivo: La población, incluido los sectores que tienen reparos al régimen, es conducida a creer que el gobierno cuenta con un amplísimo respaldo popular y que sus disposiciones en cualquier orden de las cosas son las correctas, puesto que es sometida a una intensa propaganda oficial en los medios de difusión y también en los espacios públicos.

El discurso oficial es de un absoluto triunfalismo, invencibilidad y omnipresencia, cargado de gran paternalismo y promesas de una vida sin restricciones y oportunidades.

Esta modalidad represiva produce en el sujeto una sensación de aplastamiento e invalidez moral que lo masifica.

Otra singularidad de la represión ideológica es que trasciende las fronteras nacionales. El individuo aun cuando resida definitiva o temporalmente en el exterior, continua padeciendo la inseguridad y los temores que le fueron inducidos en su país de origen.

Intangible: En los centros laborales, educativos y en asociaciones de la sociedad civil que mutan de inmediato a organismo de masas, se siente presión para que se muestre apoyo al régimen, de no hacerlo, el oprimido, en el mejor de los casos, será excluido, discriminado y apartado del centro laboral o de la entidad social.

El control del aparato educativo es fundamental. El infante y el adolescente son fáciles presas de promesas constantementerenovadas aunque la columna sectaria fundamental prevalece.

Las asambleas laborales, sindicatos y organismos de masas creados por el nuevo orden, son parte de un entramado de engranajes que oprimen al individuo hasta dejarlo con el aliento necesario para convertirlo en masa.

La presión es tan colosal que ni aun en la propia casa el sujeto puede aislarse. Las entidades del régimen cumplen un rol fundamental en la domesticación del ciudadano por la inseguridad y castigo que son capaces de forjar en el sujeto.

La suma de estas dos modalidades represivas conducen al individuo a servir incondicionalmente los intereses del sistema y hacen que asuma plena conciencia de su indefensión ante el poder, lo que es igual a perder confianza y esperanzas de ser el protagonista de su propia vida. Los que logran vencer esa parálisis moral son las víctimas del último recurso del estado en la imposición de su voluntad.

Estas dos categoría represivas son las que han impedido por décadas las gestación y desarrollo de manifestaciones populares masivas en una sociedad totalitaria, a las que se suma el control del estado de toda actividad económica.

El aparato estatal actúa en un amplio marco para contener alsujeto. El espionaje es generalizado, la exclusión por motivos de conciencia, religiosos o de otro orden, es un recurso habitual, la falta de militancia a favor del régimen es interpretada como oposición, en cuyo caso la cárcel es la alternativa más recurrida.

Tangible: Es la acción policial. El recurso final para los alienados. El tope de la represión que continua aun cuando el individuo esté encarcelado. Aun tras las rejas, la población penal sigue sometida a las fórmulas represivas antes descritas.

El individuo llega a convencerse que cualquier gestión contraria a lo establecido es infructuosa, está ganado por la desesperanza y la falta de confianza en sí mismo y sus semejantes. Padece de un profundo sentimiento de indefensión ante la autoridad, incubando la certeza que la mejor decisión es correr los riesgos que sean necesarios para abandonar el país yalejarse de un estado que todo lo puede, incluido pensar por él mismo.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Francisco Almagro Domínguez: El Hombre Invisible


Tomado de http://www.diariodecuba.com/

El Hombre Invisible

Por Francisco Almagro Domínguez
Miami
15 de Agosto de 2017

Pocos días antes de salir de Cuba invité un amigo a casa para dejarle parte de mi biblioteca médica. Reunir cientos de volúmenes fue una labor paciente, familiar, de años y no poco dinero. Ahí estaba el colega-amigo, dándose banquete, sorprendido por este y otro tomo, del cual había oído hablar, o permanecía guardado como un texto prohibido en los anaqueles —ocultos a los mortales, scriptorium medieval— en ciertos hospitales habaneros. 

Terminada su labor, colocados los textos en una carretilla tirada por su bicicleta, el colega y amigo me preguntó por qué me iba de Cuba. Él, militante del Partido Comunista, y uno de los secretarios del núcleo de la clínica, no tuvo otra despedida que esa pregunta incoherente, inculpadora de traición.

Le dije que me había vuelto un hombre invisible en mi propio país. Al convencerme de que el futuro de mi familia y el mío no estaba con el socialismo ni con el comunismo, y no creía en la dirigencia del país —demasiado tiempo en el poder para ser buenos—, no tenía espacio y oportunidad en la tierra que nos vio nacer a ambos.

Mientras él, comunista, podía aspirar a un cargo público, a dirigir la clínica, a subir en la escala social y profesional, muchos como yo éramos transparentes; estábamos, le dije, en la categoría de no-personas, de no-confiables, o como un día me etiquetó un policía, de un "potencial predelictivo".

Pero en pocos segundos comprendí que nunca podría entenderme. A no ser que la llamada Revolución lo convirtiera también en hombre invisible. Entonces, como el personaje de H. G. Wells, habría un cambio en su índice refractario; su cuerpo ya no absorbería las "mieles del poder"y dejaría pasar la luz; la Luz —divina— de la Revolución, la única que puede y debe brillar en toda la Isla.

Hubiera querido decirle, pero a esa altura no merecía la pena amargarle la vida a quien debía o quería quedarse allí, que bastaría alguien de "arriba" ambicionando su puesto, el talento, o acaso, su esposa; simplemente sería suficiente que diera su opinión en el lugar y el momento equivocado, y pasaría a la invisibilidad.

Porque a veces hacerse invisible no es voluntario. Aquel ministro, delegado, embajador que salía en la prensa y en la televisión, de pronto dejaba de existir. Y jamás se enteraba por qué; nunca sabría el pasado que le esperaba. Y los demás tampoco teníamos certeza de qué fue de las vidas de Humberto Pérez, Carlos Lage y su infiel escudero Felipe Pérez Roque, o de quien llamaban el canciller-reguetonero, el Don Johnson —Miami Vice— de la diplomacia cubana, Roberto Robaina.

Unos se tornaron incorpóreos artistas del pincel y del vidrio; otros, hoy cazan mosquitos en los antiguos humedales de Ciénaga; los últimos andan de taller en taller, en la producción directa. Ninguno hace una reversión de su invisibilidad, un proceso que a 90 millas es fácilmente asequible y sobre todo, remunerable. Quien sabe gracias a qué pócima de desmemoria.   

En Venezuela, es doloroso decirlo, hace rato echó a andar el invento de Griffin, el personaje de la novela de Wells, y su fórmula de la invisibilidad. Aunque algunos políticos venezolanos quieran escapar, porque no soportarían pasar inadvertidos, ha llegado la hora de su vaporización del ámbito público, a no ser que tomen otras aptitudes. Creen, tal vez honestamente, que la maquinaria ensamblada en Cuba no funcionará bien en su país —a pesar de tantas demostraciones de que los cubanos tienen copyright de control ciudadano—. Olvidan los olvidados: existen decenas de militares, funcionarios, ministros e intelectuales que acompañaron al chavismo desde sus inicios, y hoy los jóvenes no conocen ni sus nombres.

Olvidan también, y solo parecen comprenderlo en estos últimos días, que el chavismo aún cuenta con cierto apoyo popular. En Latinoamérica tenemos memoria muy corta. Los chavistas de corazón —que los hay— no mienten cuando dicen que en sus primeros tiempos, y por las razones que fueran, Hugo Chávez sacó a grandes masas de venezolanos de su centenaria invisibilidad.

Justamente, más allá de las sanciones que pueda o no implementar la llamada Comisión de la Verdad que la Asamblea Constituyente pretende echar a andar, su objetivo primero es hacer intangible la Asamblea Nacional, legítimamente electa. Después, uno a uno, aplicarle a los líderes opositores la receta cubana: quien no sea chavista no tendrá la menor oportunidad de volver a la vida pública. En un par de años nadie se acordará de quién fue Capriles, Ledezma o María Corina Machado; nadie tampoco recordará a aquellos que tratando de permanecer bajo la Luz, retrasando el "tratamiento", hicieron pactos para retrasar su inevitable evaporación.

Para concluir, una historia real que ilustra estos manicomios totalitarios. Durante la entrega de guardia de un hospital habanero, el Departamento de Admisión informó de un fallecido en Emergencia, enviado para necropsia en la madrugada. Y mostró el correspondiente certificado de defunción. Pero el Departamento de Anatomía Patológica dijo no haber recibido ningún fallecido en toda la noche. Admisión y la morgue se enredaron en acusaciones mutuas.

Al fin el director intervino. Dio una solución salomónica: si el Departamento de Admisión decía que el individuo estaba muerto, muerto estaba. Habría que buscar el cuerpo en otro lado. Y añadió una frase que desde entonces me acompaña: "Ustedes deben saber que en nuestro país la muerte es social, no física".               


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

martes, agosto 15, 2017

Jorge Ríopedre: La nueva Cuba de América del Sur :

Tomado de https://www.martinoticias.com

La nueva Cuba de América del Sur

Por Jorge Ríopedre
Agosto 10, 2017

Ya se instaló la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela. La nueva constitución vendrá por añadidura. Era previsible, no por intuición desbordante o cálculos estadísticos en las salas de juego, sino sencillamente por la experiencia que yo viví en circunstancias parecidas. La idea fundamental de las ciencias sociales es una predicción o evidencia empírica que sostiene lo que uno anuncia, lo que uno advierte sobre cualquier asunto de interés público. Todo está escrito, basta revisar en la Internet lo que se ha escrito sobre el tema en los últimos quince años para entender el desenlace. Ahora pasaremos a lo que viene.

Con la nueva constitución se pondrá fin a la política de contención de las protestas con balitas de goma y algún que otro muerto a manos de los colectivos. En lo adelante el Código Penal venezolano podría incluir la sanción de muerte por fusilamiento (artículo 28 del Código Penal cubano), sobre todo por traición a la patria, conveniente argumento que sembró en Cuba un dolor irredento. Hasta ahora, Leopoldo López y Antonio Ledesma gozaban de una relativa seguridad, pero a partir de ahora la comunidad internacional debe entender que corren extremo peligro.

Yo vivo de mis apuntes no publicados. Uno de ellos es el estudio de Anthony F.C. Wallace sobre los intentos deliberados de crear una nueva cultura. La dislocación de la cultura lleva a una súbita identificación caracterizada por una extrema desorganización social, cultural y personal que lleva al país más allá del punto en que es posible restablecer el equilibrio mediante valores y prácticas tradicionales. Entonces, la población es presa de un extremo desencanto, perdida de la autoestima e incapacidad para enfrentar las circunstancias. De ahí pasa a un periodo de creciente tensión y distorsión cultural en el que ya resulta inútil cualquier esfuerzo por restablecer la normalidad.

(La Constituyente estudia adelantar a octubre comicios regionales en Venezuela)

Como consecuencia de ese proceso viene la conversión (sucedió en España y en Cuba), la mayoría del pueblo más preocupada por la subsistencia que por la providencia o el mandamás de turno, se somete a las exigencias del nuevo régimen. Los más jóvenes gozarán de oportunidades que nunca soñaron, pilotos de aviones, tanques y radares, pero la corriente subterránea del país será escapar de aquella locura.

¿Qué fue de la negociación de Estados Unidos con Nicolás Maduro? Eso es para la galería, si usted se lo quiere creer que le sirva de bien. Cualquier negociación sobre Venezuela pasa por La Habana. ¿Habrá amenazado Estados Unidos con reducir las importaciones de petróleo? Sólo si usted sigue creyendo en los Reyes Magos. ¿Qué puede haber pedido Estados Unidos? Estabilidad.

¡Ah! Si yo hubiera sabido todo esto cuanto tenía veinte años.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...